La inseguridad parece no tener fin. En la madrugada del jueves, cuatro delincuentes encapuchados ingresaron a la casa de un jubilado de 86 años, a quien golpearon, ataron con cinta de embalar y amenazaron con un arma. El hecho ocurrió en San Antonio de Padua

Según los testimonios, luego de retirarse de la vivienda de la victima, asaltaron un almacén que se encontraba en frente.

El episodio tuvo lugar a las 4:30 de la madrugada del miércoles, en Güemes, entre Congreso y Cabral, ubicado en Padua norte. Allí, se encontraba durmiendo Juan Carlos Aguirres, la persona agredida.

El su relato, Aguirres cuenta que eran cuatro los individuos que ingresaron en su hogar para robarle, lo golpearon hasta con la culata del arma, ataron, le quemaron una mano y le pedían dinero. El hecho duró alrededor de dos horas, tiempo que aprovecharon los delincuentes para revolver la casa.

“Es una vergüenza, así no se puede vivir. Me revolvieron todo y me pegaron un culatazo. Me dejaron todo patas para arriba”, expresó el agredido. Luego, agregó: “Me quemaron también la mano y en la cabeza tengo moretones. Los delincuentes entraron y yo sentí ruidos y vi una luz prendida cuando estaba en la cama. No se puede vivir tranquilo”.

Los investigadores analizaban las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la zona y recolectaban huellas de la vivienda en busca de elementos que lleven al esclarecimiento del hecho. La causa por robo se encuentra a cargo de la fiscalía de turno de Morón.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here