La trabajadora, ingeniera de caminos, decidió demandar a la empresa donde trabajaba al sospechar que su sueldo era inferior al de su compañero, con el mismo puesto y funciones. La justicia le ha dado la razón tras comprobarlo en el registro salarial de las empresas.

Una empresa ha sido condenada por pagar menos a una mujer que a un hombre, por una desigualdad salarial. Se trata del caso de María José María Cominero, ingeniera de caminos. Decidió demandar a la empresa donde trabajaba y, tras ello, la justicia le ha dado la razón.

María Cominero llevaba un tiempo sospechando que su sueldo estaba por debajo de su compañero. Él mismo lo confirmó diciéndole “lo voy a proponer porque tu sueldo es bajo”. Y estaba en lo cierto, le pagaban un 35% menos que a él. “Dar el paso no fue fácil, no es agradable el proceso. Lo hice por mí”, dice tras conocer la sentencia.

Pertenecen al mismo departamento y realizan las mismas funciones. La jueza reconoce que “hay una discriminación por violación de derechos fundamentales”. Así lo indica la abogada de María José María Cominero, Fe Quiñones Martín.

“Hemos hecho un poco de justicia con la situación de una mujer que, realizando el mismo trabajo, cobraba menos”, afirma la abogada.

La resolución obliga a la compañía a igualarle el sueldo y a compensarle con 13.000 euros adicionales. Se trata de una sentencia pionera y la primera desde que entró en vigor la obligación de llevar un registro salarial en las empresas. El objetivo de este registro es luchar contra estas desigualdades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here