UNA FALLO JUDICIAL OBLIGÓ A UN CALL CENTER A REINCORPORAR A UNA TRABAJADORA

0
35

El suceso se produjo en Ituzaingó y la empleada recurrió a la justicia para regresar a su trabajo: “Las condiciones eran y son terribles en el lugar”.

Micaela Olivera, trabajadora del Call Center Praga recientemente reincorporada por un fallo judicial, habló en El Tanke de Búnker sobre su situación: “Venimos siguiendo muy de cerca los movimientos de la justicia, buscando apoyo y tratando de mostrar lo que estaba pasando en el call center. La verdad es que es una buena noticia lo que pasó, la empresa en estos días tiene que dar a conocer el fallo. Ahora esperamos la respuesta de mi compañera Estefanía, pero esto nos pone contentas”.

“Las condiciones eran y siguen siendo terribles, eso pasa en la mayoría de los Call Center de la zona, están muy hacinados y sin ningún tipo de protocolo serio de covid. Incluso hubo casos positivos en la empresa y nos quería hacer ir a trabajar igual, nosotros exigía que desinfeccion tiene que haber y eso fue el inicio de lo que desencadenó en nuestro despido. Tenemos un sueldo que máximo que llegó a los veinte mil pesos y nunca nos aumentaron de ahí, lo que hacen es competencia para que vendas y ganas más, pero nunca supera eso un sueldo. Las condiciones se mantienen, según lo que nos cuentan nuestros compañeros allí”, sostuvo con respecto a las condiciones laborales.

Además, sobre las acciones que realizaron y hasta dónde seguirá si movida, expresó: “Cuando empezamos todo esto, lo vimos como un salto, ya que está naturalizado que despidan sin causa en los Call Center y lo que hicimos es un poco para tener trabajos en mejores condiciones y cuidar nuestros derechos. Si bien hay miedo de perder el trabajo o que haya peores condiciones, nosotros nos movimos para no seguir en estas situaciones difíciles. Sentimos el apoyo de nuestros compañeros de trabajo pese a que no quieren perder su trabajo”

En cuanto a su reincorporación, Olivera explicó cómo piensa que será: “Me imagino un escenario en el que no le va a caer bien la noticia. Incluso no sabemos si la empresa va a acatar la orden, ya que a las empresas mucho no les importa. Así como en su momento no me dejaron entrar, también me pueden hacer trabajar en peores condiciones. El sindicato de comercio, que es nuestro gremio, no apareció puede ser otro tipo de respaldo. Por eso ahora hay que seguir visibilizando porque la empresa puede darme unas condiciones pésimas o peores que las anteriores”

Por último, se refirió a cómo aceptará la empresa la orden: “La empresa ya está notificada y en esta semana debería presentarme. Nunca recibí ninguna amenaza de la empresa, pero si me trataron de persuadir para que no avancemos en recuperar nuestro puestos de trabajo, ni vayamos a la justicia por esto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here