Con la llegada de la variante Ómicron, se dio paso a una nueva fase en el tratamiento de la pandemia. Si bien la nueva cepa es más transmisible que las ya conocidas, presenta una letalidad más baja. De esta manera, muchos expertos teorizan que podríamos estar llegando a la etapa final de la crisis, y se especula que en los próximos meses el coronavirus podría ser considerado una endemia.

En este contexto, esta semana se conoció un estudio que da a conocer a partir de qué día una persona infectada con la variante Ómicron deja de transmitir el virus a otras personas. El estudio fue realizado por la Universidad de Hong Kong, y logró determinar que esta cepa se reproduce unas 70 veces más rápido que la variante anterior (la variante Delta) en el interior de los tejidos humanos. De esta manera, es muy probable que la persona que contrajo Ómicron pueda contagiar a otros a sólo horas de haber sido infectado.

La investigación resaltó que los dos días previos al inicio de los síntomas y el segundo o tercer desde su comienzo, son los momentos en los que la capacidad de contagio es mayor. Luego de cinco días, en los que los síntomas como fiebre, tos, dolor de garganta, mucosidad y cefálea suelen desaparecen rápidamente, la persona contagiada reduce su capacidad de transmisión del virus. Por esta razón es que muchos países redujeron los períodos de cuarentena, y los plazos para los contactos estrechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here