“Hoy es un día muy especial, y es impresionante el marco de público para una inauguración a esta hora de la mañana de algo tan simbólico y significativo para 30 de Agosto, y esto nos llena de alegría a todos”, señaló en el comienzo de su discurso, el Intendente Miguel Fernández, en el acto de inauguración del nuevo complejo natatorio en el CEF nº 81 de 30 de Agosto.

En primera instancia, el Jefe comunal resaltó “el rol que han tenido las responsables de Infraestructura local y regional, Carolina Troppini y Silvana Luna, porque a todo esto que se dio en la UEGD (Unidad Educativa de Gestión Distrital) de priorizar la obra, hubo que ponerle el expediente, el anteproyecto, y llevárselo a quien considero mi amigo, Ariel Lambezat en Infraestructura provincial, para empezar este camino”.

Fernández se refirió de esta manera al Acta presentada en Provincia para la construcción de los vestuarios y de los baños y la reparación de la pileta, marcando que con el correr de los días se fue viendo la necesidad de llevar a cabo una obra más integral, y el trabajo que se realizó en conjunto para poder hacer una pileta semiolímpica.

“Esta es una pileta que fue pensada para todos/as: para los chicos, los adolescentes, los adultos, adultos mayores y para quienes tienen algunas dificultades para acceder a una pileta, en ese todos englobo algo más general que nosotros impulsamos desde el comienzo de nuestra gestión: la integración del distrito”, señaló Fernández.

Al respecto sostuvo que “nosotros vemos el distrito de Trenque Lauquen como un distrito integrado, de un proyecto colectivo, y desde el inicio pensamos que cada una de las ciudades tenía que tener lo que necesitaba independientemente del presupuesto más o menos definido que tuviera por reglamentaciones u ordenanzas”.

“En ese camino de integrar, siempre para mí están primero los chicos, y es muy importante que los chicos puedan vivir una infancia feliz, donde lo importante es saber dónde podemos estar y compartir con el otro”, dijo Fernández para agregar “la importancia de construir una generación feliz para tener un país feliz”.

En este marco Fernández destacó el “trabajo mancomunado” y los resultados obtenidos a partir de esta articulación que ha derivado en la firma de más de 20 Actas acuerdo con Educación por un monto superior a los 200 millones de pesos con programas de emergencia.

“Esto nos invita a reflexionar sobre cómo construir los vínculos necesarios para que las cosas pasen, es un debate de la política y lo converso a menudo con el Gobernador (Axel Kicillof) con quien hoy estamos discutiendo el presupuesto provincial del año que viene”, dijo Fernández para agregar que “hay que confiar en los intendentes porque las cosas que el Gobernador quiere que pasen en el territorio pasan de la mano de los intendentes y la política tiene que aprender a ser generosa en un ida y vuelta que construya vínculos para que las cosas lleguen acá”.

Al respecto señaló que “los intendentes conocen las necesidades del pueblo, son eficaces y eficientes para administrar los recursos y tienen algo que es fundamental que es el control social, acá nos conocemos todos, sabemos cómo vive el intendente y los funcionarios, y le vemos la cara todos los días, y es desgastante pero vale la pena”.

“No es casual que se haya hecho la escuela nº 7 nueva, que estemos construyendo la escuela 503, que hayamos construido el Centro Cultural Jorge Barracchia, que hagamos las obras en el Hospital y que posiblemente el año que viene hagamos una ampliación del geriátrico, todo esto implica pensar en una comunidad que necesitamos reconstruir para tener futuro, por eso es que acá hay mucho sentimiento”, subrayó Fernández haciendo un raconto de las obras realizadas estos últimos años en 30 de Agosto.

“Nosotros jubilamos la vieja pileta, y ahora vendrán otros soñadores, y quizás esta pileta en el futuro tenga climatización, vendrá otro intendente a completar los sueños nuestros que fueron los sueños de otros, no prometo, digo que los sueños están para recrearlos todos los días”, manifestó.

En este marco agradeció el trabajo de los “arquitectos, trabajadores, maquinistas y de mi equipo, que me permite concretar estas cosas”.

Para finalizar, Fernández reflexionó sobre la última estrofa del Himno Nacional Argentino: “Con Gloria morir”, y dijo que “sin querer cambiar la letra al Himno, ya que sería muy petulante, propongo pensar en Con Gloria Vivir, y para los que somos funcionarios públicos le cambiaría esa palabra por Con Gloria Servir, que es lo que tememos que hacer los gobernantes para dar respuesta a una comunidad que pide sueños para seguir construyendo el futuro”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here