El presidente Alberto Fernández participó del anuncio de un Plan de Reactivación para Pymes y manifestó que son necesarias para exportar y generar divisas, ya que la gestión anterior “dejó un país lánguido” de reservas.

Alberto Fernández encabezó este mediodía, a través de videoconferencia, el acto de lanzamiento del Plan de Reactivación e Inclusión Financiera para Pymes y afirmó que el gobierno de Mauricio Macri dejó un país “lánguido de divisas” que son necesarias para las reservas e importar insumos productivos.

Durante el acto que se realizó este mediodía en la planta de la empresa TACSA en Hurlingham y del que participó de forma virtual, mientras continúa en aislamiento preventivo en Olivos tras el positivo de Gustavo Beliz, Fernández llamó a incrementar la producción e importación de productos industriales evitando actos “especulativos” sobre los precios del mercado interno.

En ese sentido, el presidente destacó la importancia de “vigorizar el desarrollo económico de la Argentina” y subrayó que en esa tarea “el Estado no puede estar ausente, tiene que estar presente”.

“Ya vimos lo que pasó cuando todo quedó en manos de los mercados: los que soñaron un gobierno de empresarios exitosos ya vieron lo que hacen cuando gobiernan al país. Le quitan recursos al Estado, la dejan en manos del capital privado, van en detrimento del desarrollo de las pequeñas y medianas empresas y solo favorecen a que acumulen más ganancias los grandes oligopolios”, aseveró.

El Plan de Reactivación para Pymes contará con una inversión de 57 millones de pesos, repartidos en cuatro líneas de financiamiento destinadas a la inversión productiva de proyectos de mediano y largo plazo de los sectores industriales, agroindustriales y de servicios. En ese sentido, Fernández recordó que las Pymes son “las que dan el 80 por ciento del trabajo, las que crean el trabajo en Argentina”.

“Queremos que rápidamente el desarrollo económico se logre. Es importante que los argentinos vuelvan a consumir. Todos los datos indican que el consumo va creciendo, pero que no se convierta en un acto especulativo para los que venden y se traduzca en aumentos de precios”, evaluó.

De ese modo, también enfatizó en que es necesaria una visión económica que desemboque en un ciclo productivo: “Tenemos que promover que la producción crezca, que el Estado esté presente, que los precios se contengan y que los argentinos poco a poco recuperen la felicidad”.

El presidente, que destacó el perfil industrial y exportador que busca imprimirle a su gestión, pidió dejar en el pasado la idea el “supermercado del mundo” atada a la venta de granos y pasar a “vender productos industrializados”.

“Necesitamos exportar y traer divisas. Nos dejaron un país lánguido en materia de divisas, las necesitamos para fortalecer nuestras reservas y para importar insumos para la producción en Argentina”, apuntó Fernández, que consideró que “hacen falta empresarios que inviertan, arriesguen y den trabajo” y “trabajadores que cuiden su lugar respondiendo con todo su esfuerzo para que la empresa crezca”.

“No hay un país de los empresarios o de los trabajadores, hay un país que se llama Argentina donde tenemos que mancomunar esfuerzo”, completó.

Del acto también participó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quién –al igual que el intendente local, Juan Zabaleta– parafraseó a Juan Domingo Perón al afirmar que en ese lugar del conurbano se podía escuchar “la más maravillosa música” que, en este caso, es el de las “máquinas produciendo y trabajadores trabajando”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here