Tal como estaba previsto este miércoles por la tarde comenzó el curso de capacitación para cuidadores domiciliarios para personas con discapacidad y adultos mayores que organizan de forma conjunta el Municipio, el Grupo de Apoyo al Mal de Alzheimer Tandil (GAMAT) y el Instituto AMEMT, con el objetivo de favorecer a la formación de recurso humano para el cuidado y atención a terceros en domicilio.

El curso tiene una duración de un cuatrimestre, con dos encuentros semanales que se desarrollan en el Instituto AMEMT y está destinado a mayores de 18 años que estén trabajando en cuidados domiciliarios, en residencias para adultos mayores, o en búsqueda de una oportunidad laboral.

En el primer encuentro participaron 45 alumnos que fueron recibidos por la Directora de Discapacidad y Adultos Mayores, Lucia González, el Presidente de AMEMT Raúl Escudero, Claudia Caballero en representación de GAMATy el Director del Instituto AMEMT Maximiliano Ríos.

Las autoridades agradecieron al nutrido grupo de alumnas y alumnos que se sumaron a la propuesta y destacaron la importancia de generar espacios de capacitación y formación para mejorar el conocimiento y preparación del recurso humano y propiciar un servicio de calidad para las personas que necesitan acompañamiento y cuidado domiciliario.

También coincidieron en la importancia de trabajar en conjunto para brindar herramientas gratuitas para quienes quieren perfeccionarse o formarse para desempeñar esta función de cuidador domiciliario tan necesaria en la comunidad.

El modulo inicial, que comenzó este miércoles, está a cargo de Laura Iriarte y Cecilia Hochreuter, trabajadoras sociales del área de discapacidad de la comuna.

Con la formación de cuidadores domiciliarios se busca dar respuesta a una problemática social, sanitaria y cultural, garantizando cuidados de calidad y evitando el desarraigo familiar, ya que la persona recibe ese apoyo permaneciendo en su hogar, en su seno familiar y social.

El cuidador domiciliario brinda apoyo a personas que requieren acompañamiento para las actividades de la vida diaria, ya sea por una cuestión etaria o por una condición de salud o discapacidad. En tal sentido, el programa fue confeccionado de tal manera que quienes se desempeñan laboralmente en Residencias para Adultos Mayores, podrán adquirir conocimientos a fin de enriquecer sus prácticas, como así también toda aquella persona que quiera desempeñarse como cuidador en domicilios particulares.

Por eso en la capacitación se propone que el profesional adquiera conocimientos y herramientas para: atender y cuidar a personas con algún grado de dependencia en las actividades de la vida diaria (alimentación, higiene, suministro de medicación); gestión y apoyo de actividades administrativas, turnos y obras sociales; establecer canales de comunicación con la familia, pares y grupo terapéutico y generar estrategias para la inclusión de la persona en el ámbito socio-familiar, en pos de la participación activa de la persona en actividades de la vida diaria desde una perspectiva de derecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here