Distintas organizaciones sociales ponen en mesa de debate la reapertura de inscripciones a distintos programas y planes sociales. No hubo acuerdo y se volvió a trabar la negociación entre el Ministerio de Desarrollo Social y Unidad Piquetera.

El paro pactado para este miércoles 13 de abril sigue en pie tras no cerrar ningún acuerdo con el Ministerio Nacional. Los movimientos sociales retomarán la “continuidad del plan de lucha” y volverán a movilizarse en las calles porteñas y de todo el país, aunque esta vez no habrá acampe.

La “mesa de diálogo” entre las autoridades nacionales y las organizaciones piqueteras quedó abierta para tratar de acordar este martes “aspectos concretos” sobre la entrega de mercadería para los comedores populares y herramientas de trabajo para las cooperativas, pero la reapertura de los planes sociales hizo tambalear el principio de acuerdo. “Estamos en una situación general muy complicada y la negativa de abrir el Potenciar Trabajo no es buena señal. Por eso retomaremos el plan de lucha”, dijo Silvia Saravia, referente de Barrios de Pie-Libres del Sur y una de las negociadoras de Unidad Piquetera con el ministro Juan Zabaleta.

“No hubo acuerdo, sigue el plan de lucha, pero no habrá acampe”, dijo al salir de la reunión Eduardo Belligoni, dirigente del Polo Obrero y otro de los representantes de la Unidad Piquetera, que nuclea a 40 organizaciones y frentes sociales. En tanto, los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, se encargaron de remarcar otros aspectos acordados en la reunión. “Establecimos una mesa de diálogo permanente y llegamos a acuerdos parciales que nos permiten seguir trabajando”, dijeron fuentes de la cartera que conduce Juan Zabaleta, quien hoy encabezó la reunión con los referentes de las organizaciones sociales de izquierda en la sede del Ministerio. Ese aspecto de las negociaciones también fue confirmado por las organizaciones piqueteras.

“Llegamos a acuerdos parciales que nos permiten seguir trabajando. Avanzamos en el fortalecimiento de los alimentos para comedores. También vamos a ir implementando el fortalecimiento y creación de unidades productivas vinculadas a la producción de alimentos”, afirmaron dirigentes sociales tras el encuentro con el ministro y sus funcionarios.

La mesa de diálogo sigue abierta y las negociaciones se retomarán este martes en otra reunión en la que se buscará avanzar con la regularización y mejoras en la entrega de alimentos a los comedores populares. También buscarán avanzar con las negociaciones en la entrega de maquinarias e insumos para abrir tres mil unidades productivas dedicadas a la alimentación: en concreto, para crear pequeñas huertas, panaderías y rotiserías.

Las negociaciones continúan. Las protestas también. La principal traba volvió a aparecer en la discusión por la reapertura de los planes Potenciar Trabajo. Desde las organizaciones insisten en que el Ministerio de Trabajo tiene registrados tres millones de personas en el Renatep (Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular) “con compatibilidad de ingreso al programa y hoy hay sólo un millón doscientas mil personas cubiertas”. Y con una demanda que se expresa “en el territorio” con los constantes pedidos que reciben para incorporarse a las cooperativas de trabajo.

Pero la negativa del Gobierno a reabrir la inscripción de los planes sociales volvió a trabar las posibilidades de un acuerdo y marcó el regreso de las protestas en las calles.

Unidad Piquetera había dejado en suspenso una gran movilización prevista para este miércoles en la Ciudad de Buenos Aires y las principales ciudades del país. Pero tras la reunión de hoy en el ministerio, la protesta volvió a ponerse en marcha. “La movilización se hará este miércoles como continuidad del plan de lucha que votaron todas las organizaciones”, dijeron a los medios desde los movimientos sociales.

Las distintas propuestas del Gobierno están atravesadas por una discusión que para las organizaciones es central. Una de las dificultades que tienen a la hora de implementar programas como los de emprendimientos productivos es que sus trabajadores necesitan tener algún ingreso durante el tiempo que transcurre desde que el grupo de trabajo se arma hasta que se concretan las primeras ventas. En este sentido, contar con un Potenciar siempre resultó un sostén. Esa es una de las razones de la insistencia en la necesidad de los planes. Otro aspecto que genera dudas en las organizaciones son los tiempos administrativos desde que la elaboración de una propuesta hasta el momento que se concreta el envío de las máquinas o herramientas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here