Un nene de ocho años, que había caído en uno de los piletones de residuos cloacales, no pudo salir por sus propios medios, y para cuando los Bomberos Voluntarios llegaron a la planta depuradora de la empresa Aguas Bonaerenses para asistirlo ya era demasiado tarde. Lamentablemente murió ahogado.

El trágico suceso ocurrió en la tarde de este martes, cuando Agustín Segovia, ingresó junto a un hermano y otros niños al predio de ABSA ubicado sobre las calles Ituzaingó y Amoretti, en el barrio El Fortín.

De acuerdo a fuentes policiales, Agustin y los otros niños habrían ingresado al predio por un agujero del un alambrado perimetral. Por motivos que aún se investigan, Agustín ingresó en uno de los piletones de líquidos cloacales y no pudo salir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here