El empresario agropecuario Andrés Blaquier fue interceptado este sábado por dos motochorros cuando andaba con su esposa en una moto BMW por Autopista Panamericana, donde murió tras recibir un balazo en el pecho. Conocé quién era y de dónde proviene. 

Blaquier, de 62 años, era pariente de la familia Blaquier, propietaria del Ingenio Ledesma. Una de las familias más aristocráticas y adineradas del país, y vinculada a la represión durante la última dictadura.

La víctima se desempeñaba como empleado de alto rango actualmente en la estructura empresarial de los Blaquier, ocupando el cargo de director de Negocio Agropecuario de Ingenio Ledesma y estaba a cargo de “La Biznaga”, una cabaña dedicada a la ganadería con campos en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos. Era Ingeniero Agrónomo de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Andrés no era miembro de la familia dueña de la empresa azucarera, era pariente de ellos y uno de los pocos —o acaso— el único Blaquier contratado como empleado en la organización empresarial.

Los Blaquier fueron catalogados en 2020 por la revista Forbes como una de las familias más ricas de la Argentina, ubicada en el puesto 24 del ranking, con 490 millones de dólares de patrimonio declarado. La actividad familiar principal radica en el Ingenio Ledesma, en Jujuy, donde sus primos son parte del directorio y accionistas, y se dedican a la cosecha de caña de azúcar desde hace más de 100 años.

Noche del Apagón

El empresario asesinado era primo de Carlos Herminio Blaquier y sobrino de Carlos Pedro Blaquier, señalado como un hombre ligado al terrorismo de Estado en los años de la dictadura cívico-militar y enjuiciado por una casua de lesa humanidad.

El relato de sobrevivientes y familiares describen su papel en la llamada Noche del Apagón en Jujuy, ocurrida en julio de 1976, por la cual continúa el reclamo de justicia por las 400 víctimas de aquella semana trágica.

El apagón de Ledesma de 1976 fue un plan criminal y de terrorismo de Estado perpetrado durante una serie de cortes del suministro eléctrico de la usina de San Martín, provincia de Jujuy, producidos intencionalmente por la dictadura. El plan de secuestro y exterminio fue ejecutado entre el 20 y 27 de julio de ese año por los militares con el objetivo de capturar unas cuatrocientas personas en Ledesma: estudiantes, militantes políticos o sociales, sindicalistas o manifestantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here