Nicolás Amaya, un niño de 10 años, oriundo de Morón, padece el sindrome de Peters, lo que afecta a su visión. Necesita más de cien mil pesos para adquirir unos anteojos especiales y una lupa, así poder seguir estudiando. En “El Tanke de Búnker”, dialogaron con Sharon Silva, su prima.

“Nosotros fuimos hace un mes al médico, nos dijo que Nicolás está quedando prácticamente ciego, por la misma razón de que está forzando el ojo. El fondo de ojo estaba más ocho, de resultado. Lo mandaron a una escuela de disminuidos visuales, para que lo vayan guiando, y lo derivaron a Pfortner, que es uno de los mejores del país. Ahí le hicieron unos estudios de visión subnormal, y cuando nos dieron el presupuesto, los lentes salen 60 mil pesos, más una lupa para leer. La lupa entre 45 y 50 mil pesos”, explicó.

“Nos preguntamos como íbamos a juntar esa plata, no la teníamos. Ahí, se me ocurrió hacer una publicación en Instagram, se difundió mucho. Llegó hasta a unos chicos que hacen vídeos en Youtube, ahí dije de publicar mi CBU”, agregó.

Sharon, contó que hasta el momento recaudaron cerca de 38 mil pesos, junto a la rifa de un tatuaje que realizan (el número tiene el valor de 150 pesos).

Por otra parte, contó cual fue la reacción de su primo al enterarse de la difusión: “Cuando le contamos, dijo `uh soy famoso`. Estaba muy emocionado, porque él quiere estudiar y ver”.

Se puede colaborar con Nicolás, a través del Instagram @_todosconnicolas, mediante transferencia bancaria al CBU 0140077903504055650300 (Sharon Anahí Silva).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here