El joven de veintiséis años que fue encontrado asesinado de un disparo en la cabeza el jueves pasado en las inmediaciones de la rotonda del acceso al Embalse Dique Roggero, fue identificado y se descubrió que tenía antecedentes penales, por lo que los investigadores sospechan que fue atacado en el marco de un ajuste de cuentas.

La víctima fue identificada como Rodrigo Omar Landriel, quien vivía en la localidad bonaerense de José León Suárez, en el partido de San Martín. Tenía una causa judicial abierta por robo en el Juzgado en lo Correccional número uno de San Martín.

El fiscal a cargo de la causa, Leandro Ventrichelli, investiga junto a policías de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno-General Rodríguez las circunstancias del ataque con el fin de identificar a los autores.

La principal hipótesis es que se trataría de un ajuste de cuentas, ya que a Landriel no le robaron su auto, que fue encontrado cerca de la escena del crimen. Tampoco le sustrajeron dinero ni dos teléfonos celulares que había en su interior.

El hallazgo del cuerpo estuvo a cargo del personal policial que realizaba un patrullaje de rutina en la zona del Dique Roggero, sobre la calle Benito Juárez y Bustos, de La Reja.

El joven estaba tirado en una zona de pastizales con un disparo en la cabeza y a unos trescientos metros fue hallado sobre un zanjón de agua un automóvil Gol Trend negro, con las luces encendidas, que presentaba manchas de sangre en los asientos.

Los investigadores policiales, al registrar el vehículo, encontraron dos teléfonos celulares y 45.420 pesos que estaban en el asiento del acompañante.

Con el fin de identificar a los autores de crimen, los investigadores analizaban una serie de videos de cámaras de seguridad del municipio.

De acuerdo a los dichos de testigos ante el fiscal Ventrichelli fueron dos los hombres que dejaron abandonado el auto y se fueron caminando con dirección al centro de Moreno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here