Sin alcanzar un acuerdo con la oposición, el Frente de Todos avanzó hoy con un dictamen que modifica la Ley de Alquileres pero no altera los dos puntos más cuestionados por la oposición: los contratos de tres años y la actualización anual en base a un promedio de inflación y salarios. No obstante, el oficialismo todavía no tiene lo votos para aprobar su proyecto en el recinto y no hay fecha tentativa para su tratamiento.

En la última jornada de debate pactada para la comisión de Legislación General, el oficialismo juntó las firmas para emitir un dictamen de mayoría. La oposición avanzó por su cuenta con un dictamen de minoría y Graciela Camaño sacó uno propio.

Entre otros puntos, el proyecto del Frente de Todos mantiene la duración de tres años para los contratos de alquiler para uso habitacional y estipula que sólo pueden aplicarse “ajustes anuales” utilizando un índice conformado por partes iguales por las variaciones mensuales del índice de precios al consumidor (IPC) y la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE), que debe ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

A su vez, plantea que los inmuebles destinados a alquiler no estarán alcanzados por el impuesto a los Bienes Personales y modifica el régimen para beneficiar monotributistas que tienen propiedades en alquiler (no entrarán en el régimen general por alquilar más de tres propiedades). También introduce a la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor como órgano de arbitraje ante conflictos entre las partes.

“Con la ley actual los inquilinos han adquirido derechos, no podemos ir para atrás”, explicó el diputado oficialista José Luis Gioja, uno de los principales defensores de la norma vigente. Y agregó: “Hay que defender a los que menos tienen, los inquilinos. La ley actual ha sido injustamente cuestionada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here