La Provincia puso en marzo en funcionamiento la línea 148 para recibir consultas por coronavirus y desde ese entonces atendió 729.000 llamadas, por lo que se volvió una herramienta central para anticiparse a la evolución de los casos.

La Línea forma parte del Plan para la detección precoz y seguimiento de contactos estrechos, casos sospechosos y confirmados de COVID-19, que fue impulsado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires para limitar tempranamente el contacto físico de personas infectadas y así disminuir la transmisión persona a persona.

Según estiman desde la provincia de buenos aires desde la puesta en funcionamiento el 11 de marzo del 2020 con el objetivo establecer un canal de comunicación que brinde información y orientación ante consultas relacionadas a la enfermedad, a casi nueve 9 meses resolvió un total de 729.000 consultas de bonaerenses, de las cuales 226.000 fueron clasificadas como casos potencialmente sospechosos y otras 22.000 fueron categorizadas como contactos estrechos.

Desde la Subsecretaría de Gobierno Digital de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires especificaron que la cantidad de llamados varió en función del tiempo, que el pico mayor se dio a mediados de marzo, fecha en que la línea atendió alrededor de 10.000 consultas, para luego bajar paulatinamente hasta finales de julio, momento en el que se registró el segundo pico, llegando casi a 6.000 y desde julio en adelante las llamadas descendieron significativamente y en estos momentos contabilizan alrededor de 1500.

Esta herramienta dependiente de la Subsecretaría de Gobierno Digital de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires se convirtió durante los últimos meses en el principal canal de comunicación entre el sistema sanitario y los bonaerenses durante la pandemia y su rol fue decisivo para georreferenciar casos sospechosos y anticiparse a la evolución de la curva.

La línea, además de contener, brindar información y evacuar consultas relacionadas a la enfermedad permitió trazar la evolución temprana de casos ya que, como señaló Santiago Pesci, director de Información en Salud de la Provincia de Buenos Aires “Posibilitó anticiparse y definir una línea de comunicación para las y los ciudadanos que tenían síntomas compatibles con Covid-19, pero además sirvió para anticiparse a la evolución de casos gracias al modelo predicitivo desarrollado junto con la Universidad de San Martín”.

Para finalizar, se detalla que hasta el 11 de marzo del 2020, la línea 148 contaba con 45 operadores, de lunes a viernes, y su función era atender consultas relacionadas con trámites a realizar en los diversos organismos de la Provincia de Buenos Aires, pero, en el marco de la emergencia sanitaria y de las medidas definidas por el Gobierno Provincial,  se produjo un significativo incremento del flujo de llamadas entrantes vinculadas al COVID-19 , por lo que decidieron extender la atención a las 24 horas, todos los días de la semana y se incorporaron aproximadamente 300 nuevos operadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here