Un adolescente de catorce años fue detenido acusado de ser uno de los autores del asesinato de un repartidor de pollos en la localidad matancera de González Catán, y ya suman dos los aprehendidos por el hecho.

El acusado fue detenido tras un allanamiento realizado en un domicilio de la calle Iberá al 7000, que se ubica en la misma localidad, y que fue llevado a cabo por el personal de la Departamental de Policía de La Matanza, que actuaron bajo las órdenes del fiscal Pablo Insúa, que está a cargo del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil número uno de San Justo.

Dentro de la vivienda donde fue aprehendido no se secuestraron armas ni elementos vinculados al hecho, añadieron las fuentes.

Por otro lado, ayer detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza aprehendieron a un joven de veintinueve años, identificado como Iván Sebastián Giménez, como sospechoso del crimen, en inmediaciones de la vivienda de su pareja.

Giménez está imputado por el delito de “homicidio” y será indagados en las próximas horas en sede judicial por el fiscal Gastón Duplaa, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza.

El adolescente, de 14 años y de quien se reserva su identidad por ser menor de edad, está acusado de ser el presunto autor del disparo que mató a Armando Alegre, de cuarenta y cinco años, quien trabajaba como repartidor de pollos.

El hecho por el cual se los detuvo ocurrió el lunes por la mañana en la calle Barrientos al 3400, del barrio El Talita, de González Catán.

De acuerdo con los voceros, la victima llegó al comercio antes mencionado a bordo de su vehículo marca Fiat Fiorino, pidió auxilio golpeando la persiana y, antes de perder el conocimiento, refirió que había sido atacado por tres sujetos que caminaban por la vía pública.

Momentos después, la víctima fue trasladada por un auto particular hacia el Hospital Simplemente Evita, donde ingresó con una herida de arma de fuego a la altura de la cintura y finalmente falleció como consecuencia de la gravedad de la lesión.

Según las fuentes, los efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) de dicha jurisdicción realizaron tareas de campo y, a partir del relevamiento de las cámaras de seguridad, lograron identificar a los sospechosos.

Los investigadores trabajaban para establecer la motivación del ataque, dado que los delincuentes no sustrajeron las pertenencias de la víctima.

También les realizarán el estudio de dermotest para determinar cuál de los dos detenidos fue el autor del disparo, concluyeron las fuentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here