El ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, junto con el presidente ACUMAR, Martín Sabbatella, firmaron un convenio para trabajar en forma conjunta y desarrollar circuitos que pongan en valor el patrimonio cultural, histórico y natural de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Este convenio marco tiene como objetivo coordinar acciones para desarrollar, en forma conjunta, políticas, programas o proyectos de carácter turístico y toda otra actividad que pueda llevarse a cabo en áreas de mutuo interés.

El primer proyecto que se llevará adelante será el circuito “El puente y sus orillas” que tiene como protagonistas a las comunidades de La Boca y de la Isla Maciel, unidas e integradas por el Puente Transbordador Nicolás Avellaneda, ícono patrimonial de esa zona. Según informaron, con esta iniciativa se busca generar un circuito integrado entre las dos orillas, que no presuponga al Riachuelo como un límite, sino que lo tenga como uno de los momentos claves del recorrido, al ser enlace de las historias que allí se relatan, con el Puente Transbordador como protagonista.

El ministro de Turismo y Deportes de la Nación aseguró que “Estamos trabajando para poner en valor como atractivo turístico no sólo el Transbordador, sino también toda la zona. Como siempre el turismo es generador de empleo, de actividad laboral, con la importancia que va a tener en el desarrollo estratégico de la Argentina. Entendiendo que la Ciudad de Buenos Aires ya tiene desarrollada la zona de caminito, esto es un atractivo adicional y Avellaneda tiene una gran oportunidad. Este es el inicio de un trabajo conjunto que seguro va a traer muchísimas fuentes de trabajo”.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Cuenca Matanza – Riachuelo (ACUMAR) señaló que “cuando hablamos de recomposición ambiental también nos referimos a la promoción y recuperación de circuitos que pongan en valor el patrimonio cultural, histórico y natural con una mirada local, inclusiva, sostenible, enmarcado en proyectos que como este, además, potencien la actividad económica local desde un enfoque ambiental y que generen fuentes de trabajo”.

Este convenio forma parte del trabajo que desarrolla el Programa de Integración Cultural y Turismo Sostenible que impulsa ACUMAR a través de la Dirección de Fortalecimiento Comunitario y Promoción del Desarrollo y tiene una vigencia de dos años, y es prorrogable de mutuo acuerdo.

La Cuenca Matanza-Riachuelo comprende un territorio de más de 2.000 kilómetros cuadrados dentro del Área Metropolitana de Buenos Aires y abarca las jurisdicciones de catorce municipios del Conurbano y la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) en las que viven casi 6 millones de personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here