El canciller afirmó que el presidente ruso “se comprometió a enviar la mayor cantidad de vacunas posible” y le manifestó su apoyo en las negociaciones con el FMI.

El canciller Felipe Solá brindó detalles de la comunicación que mantuvieron ayer el presidente Alberto Fernández y su par ruso, Vladimir Putin, y dijo que “se comprometió a enviar la mayor cantidad de vacunas posible”. También consideró que el mérito de Argentina fue que “creyó en la Sputnik”.

En diálogo con Radio 10, el ministro de Relaciones Exteriores analizó de forma positiva la comunicación telefónica que tuvieron ayer los mandatarios y señaló que “se avanzó mucho” en varios temas, con el eje puesto en la provisión de vacunas contra el coronavirus.

“El Presidente le contó a Putin como estaba nuestra situación y le preguntó cómo estaba la situación en Rusia desde el punto de vista epidemiológico y también político”, comenzó detallando Solá.

En esa línea, contó que Alberto Fernández “le agradeció (a Putin) el esfuerzo que estaba haciendo, porque vivimos un momento en el mundo donde los estados nacionales empiezan a intervenir sobre los laboratorios que producen vacunas en sus territorios y controlan e impiden su salida”.

Al analizar el vínculo que mantienen Argentina y Rusia, Solá remarcó que se observa -en muchos casos- una “decisión inicial de olvidar aquellos compromisos de solidaridad que hubo durante todo 2020”, pero que esto no ocurre entre ambos países.

“Frente a eso (Fernández) agradeció la actitud de Putin y le pidió que se cumpliera lo más rápidamente posible con las entregas que Argentina necesita durante este mes de febrero y los meses siguientes”, retomó el canciller, respecto de las vacunas.

Sóla contó entonces que, ante el pedido de Alberto Fernández, Vladimir Putin “se comprometió a enviar la mayor cantidad de vacunas posible, dijo también que estaba muy contento por haber visto que se habían vacunado el Presidente y la Vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner) con la vacuna del Instituto Gamaleya”.

“Argentina creyó en la Sputnik, ese es su mérito”, destacó el canciller. Luego, al hablar del interés manifestado por países de la región y europeos por adquirir dosis, evaluó que Putin puede ver a la Argentina como una forma de llegar con la Sputnik V a América Latina.

Por otro lado, contó que Putin volvió a invitar a Alberto Fernández para que visite Rusia, pero aclaró que “hasta tanto no se empiecen a solucionar algunos problemas acá, es lógico que el Presidente no quiera irse”.

Otro de los temas de los que hablaron los presidentes estuvieron vinculados a cuestiones económicas, motivo por el que Alberto Fernández “le pidió su apoyo como miembro del FMI (a Putin) en la negociación que están teniendo”. Según Solá, el mandatario ruso “dijo que sí”, como hicieron previamente otros presidentes que forman parte del organismo.

Además, Putín “mencionó el tema ferrocarriles como interés especial de Rusia, la cuestión del Litio en el Norte -están interesados en asociarse- y mencionó también Vaca Muerta” y, acorde a lo contado por el funcionario, “fue muy insistente en el sentido de hagamos algo, avancemos”.

Por último, respecto de la campaña local en contra de la vacuna rusa, Sola consideró: “La campaña en contra va a abarcar cualquier vacuna que llegue, porque es una decisión política, a mi juicio absolutamente equivocada, de meter la pandemia y la solución a la pandemia en el medio de la refriega política”.

“Se dijo cualquier cosa, pero hablar es gratis, sobre todo para el que no tiene responsabilidades de Gobierno”, concluyó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here