Este viernes, Alberto Fernández habló en un medio radial y sostuvo que “no hubo una maniobra dolosa sino un acto de imprudencia y negligencia” en la reunión por el cumpleaños de Fabiola Yañez, en Olivos, el 14 de julio de 2020.

El Presidente, junto a las personas que se hallaban en el lugar, fueron imputados por el fiscal federal Ramiro González en la causa que se abrió por esta situación y recayó en el juzgado federal 7, a cargo de Sebastián Casanello.

“No esperé que me citen, ni busqué influenciar un juez ni busqué un abogado lobista. Me presenté espontáneamente y dije lo que creo que jurídicamente ocurrió. Ya di las explicaciones, fue algo que no debió haber ocurrido”, afirmó.

El primer mandatario había propuesto donar la mitad de su sueldo al instituto Malbrán, principal centro que investiga el coronavirus, por el período de cuatro meses: “Me presenté espontáneamente frente a la Justicia y les dije cómo debería ser resuelto el caso, dándoles la alternativa de pagar mi daño. Estoy satisfecho por haber accionado como lo hice”.

Acerca del magistrado de la causa, opinó que “es un buen juez” y entendió que “doctrinariamente el tema es muy claro, por la naturaleza del hecho” que no llegó a configurar delito porque “no hubo contagio”.

Fernández, intentó demostrar que su acto fue un error, que le causó dolor a él y preocupación. “Evidentemente ese tema se me pasó”, admitió.

Luego, completó: “Es la última vez que hablo, me hice cargo y no le eché la culpa a nadie, para mí es un tema superado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here