En el marco del programa de Mejoramientos Habitacionales Bonaerenses “Trabajar en la Casa”, el intendente Lucas Ghi realizó la entrega de 97 subsidios pertenecientes a este programa que impulsó la Provincia con el objetivo de promover el acceso justo al hábitat y acompañar la ejecución de obras de mejora en la vivienda.

En la primera etapa a los beneficiarios le corresponde un subsidio de $25.000 que podrán destinar a la compra de materiales y/o a la contratación de mano de obra para la realización de las mejoras. Tras la entrega del subsidio, las familias serán visitadas por un técnico de la Asociación Civil Madre Tierra para certificar las tareas que ya fueron realizadas, y posteriormente podrán pasar a una segunda etapa en la que recibirán hasta $25.000 más en la modalidad de microcrédito.

Según informaron, un total de 170 familias moronenses podrán acceder a esta asistencia económica para refaccionar sus viviendas y el proceso de identificación y selección se realizó en forma conjunta entre las Secretarías de Planificación Estratégica, Desarrollo Social, Desarrollo Territorial y Relaciones con la Comunidad, a través de la base de los registros existentes de familias del distrito que tienen necesidad de mejoras habitacionales, las cuales fueron enviados a la Subsecretaría de Hábitat de la Comunidad de la Provincia de Buenos Aires a cargo del programa.

Luego, los equipos de las 14 UGC que contiene el municipio, así como los de la Dirección de Hábitat y Vivienda, y de la Dirección de Desarrollo Humano y Promoción Social contactaron a cada una de las familias para conocer sus necesidades e informar acerca de la iniciativa.

El intendente Lucas Ghi durante la entrega aseguró que “son viviendas que hemos relevado, detectamos que tienen dificultades edilicias, por lo que el Estado se pone a disposición de las familias con esta asistencia económica. Para nosotros la vivienda, el hogar, es un eje central de política pública, lo estamos haciendo en articulación con la Provincia y el Gobierno Nacional” y agregó: “arrancamos con esta asistencia y después se verá complementada con un microcrédito de muy fácil devolución, tasa subsidiada. Lo que persigue es un techo propio, la seguridad de las condiciones sanitarias, edilicias, materiales, desde ahí es donde podemos planificar y crecer con esperanza mirando al futuro con dignidad”.

Se prevé que con la devolución de estos microcréditos se permitirá que otras familias también puedan acceder a esta oportunidad de mejorar sus viviendas en futuras etapas y, además, este programa favorecerá a los comercios barriales de materiales y afines, así como también a las personas que se dedican a los oficios de la construcción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here