EL ÚLTIMO ADIÓS ÍNTIMO A DIEGO EN EL BELLA VISTA

0
52

Un pequeño grupo de familiares y amigos dieron la última despedida de Maradona con una ceremonia religiosa en el cementerio.

Otro de los momentos más emotivos de las últimas horas se produjo en una situación más íntima: el último adiós en el cementerio de Bella Vista. Luego de ser despedido por una multitud de gente, el coche fúnebre partió desde Casa Rosada poco antes de las 18 hacia la localidad bonaerense, otra multitud acompañó al coche por las calles de la ciudad, tanto corriendo (empujando o a la par), en motos, autos o desde las veredas. A su vez, muchas personas se subieron a la autopista, mientras otros acompañaban en motocicletas o autos. Por otra parte, en la mano contraria también todos los vehículos estaban frenados, con la gente a los costados, viendo pasar el auto que llevaba el cuerpo de Maradona.

Fue sin dudas un recorrido único y con emociones encontradas. La gente se acercaba en la autopista con la intención de darle un último saludo a la distancia al ídolo popular más grande que haya tenido nuestro país. Pero esto ocurrió en todo el recorrido, no sólo desde sus inicios en la sede de Gobierno, sino que fue en todo el tramo con una multitud de gente.

Finalmente, el cuerpo de Diego Maradona llegó al Cementerio de Bella Vista a las 19. Ahí se hizo la despedida final: la familia, amigos y personas de su círculo íntimo tuvieron una ceremonia para despedirse de Diego. Con un sacerdote presente, quien le dedicó unas palabras, pasadas las 19:30, el grupo de personas presentes se fue despidiendo del astro mundial para todos, pero su papá, amigo, esposo, hermano, para los presentes. Cuando se bajó a la fosa, hubo silencio literalmente sepulcral. Muy respetuoso e íntimo, sólo se escuchaban los llantos de todos. Fueron cerca de 20 minutos de acompañamiento final, de reflexión, de lágrimas para todos. Y el aplauso final para el más grande. Su gente le dio ese aplauso que todo el país le sigue dando. Diego descansa junto a Don Diego y Doña Tota, lo que él soñaba y pedía para ser feliz. Fueron las últimas lágrimas de una las jornadas más tristes en la historia mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here