Luego del ataque brutal que sufrió hace dos meses en el garage del microcentro donde trabajaba y a pesar de que continúa con su rehabilitación en el Centro Médico Fitz Roy, Arturo López, de 66 años, sigue sin poder reconocer a su familia, y no recuerda exactamente qué fue lo que le sucedió. Mientras, su familia continúa luchando para que se esclarezca la causa, y que el agresor sea capturado.

Para ayudar a su recuperación las hijas de López le muestran fotografías viejas, le ponen sus temas favoritos de chamamé, pero hasta el momento las conversaciones son escasas, ya que por ahora el hombre no tiene la capacidad para tener una conversación fluida, lo que le provoca una gran angustia. Agostina, una de sus hijas, señaló “No sabemos cuándo va a estar bien”.

Las lesiones que sufrió el hombre son dos hemorragias cerebrales que le provocaron pérdida parcial de la memoria: fueron producidas por un joven de 17 años que hasta el momento se encuentra prófugo de la justicia junto a sus padres, desde que la jueza Carla Cavallieri solicitó su pedido de captura. El fiscal juvenil Mauro Tereszko aseguró que se está haciendo lo posible para contactarlo y que se presente en la fiscalía, pero la causa aún no avanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here