Enio García, jefe de asesores del Ministerio de Salud, se lamentó por los 100 mil fallecidos de coronavirus. Sin embargo, consideró que “el peor escenario fue evitado” debido a las medidas sanitarias adoptadas y que la situación “podría haber sido mucho peor sino se hubieran tomado”.

“La cifra de 100.000 muertos es muy lastimosa, muestra la gravedad de todo esto”, señaló en un programa de radio.

“Al inicio de la pandemia, hubo un consenso muy fuerte, cuando se veía lo que pasaba afuera, y empezaron los primeros casos acá”, opinó.

“Ahí se entendió, se cumplía la cuarentena, pero luego se empezó a cuestionar la pandemia y las medidas”, agregó.

Ayer, las nuevas cifras de muertes hizo que Argentina llegue a los 100.250, por lo que el sanitarista indicó que “es difícil hablar de los muertos, porque son vidas que se perdieron y no hay vuelta atrás, pero desde la gestión también vemos que se hicieron un montón de cosas para evitar las muertes”.

“El exceso de mortalidad que tuvimos en la provincia está dentro de los números que tienen los países que mejor manejaron la pandemia”, destacó. Luego, añadió que nunca faltaron camas en la provincia, una problemática que se ha visto en varios lugares del mundo.

“En provincia nos habíamos preparado para escenarios como los de otros países pero el peor escenario no llegó”, subrayó. “El peor escenario fue evitado, podría haber sido mucho peor sino se hubieran tomado las medidas”, afirmó.

Por otra parte, García advirtió que “evitar que se disemine la variante Delta es imposible”, debido a que tampoco ha sucedido con otras variantes.

El funcionario dijo que la única solución, por el momento, de retrasar la circulación de la variante Delta es el aislamiento en hoteles. “Es el más funcional porque todos los estudios que hay apuntan a que el lugar que más transmite es el domicilio”, señaló.

Siguiendo con el tema, recordó el caso de una persona que llegó del exterior, a quien le dio positivo de coronavirus, se asiló en su casa y nunca se lo pudo encontrar para advertirle que contrajo la variante Delta. “Es casi imposible un buen aislamiento domiciliario”, manifestó.

Por otro lado, García resaltó que Buenos Aires fue la primera provincia que hizo el cruce de bases de datos para poder dar cuenta correctamente del número de muertos por Covid-19 y mencionó el ejemplo de Brasil, que superó los 500.000 fallecidos: “Sabemos que no están midiendo bien”, opinó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here