La próxima semana se cerraría el acuerdo entre el presidente y los representantes gremiales. Si bien no hubo una oferta formal, proyectan un aumento en torno al 30%.

A pocos días del inicio del ciclo lectivo en todo el país, se llevó adelante la primera paritaria docente del año. El Gobierno y los representantes de los cinco gremios nacionales se reunieron por la tarde y, si bien no hubo una oferta oficial, se rubricó el compromiso de que el salario inicial quede por encima de la inflación.

Si bien la cartera educativa no formalizó una propuesta, el acuerdo se cerraría sin dificultades en una reunión la próxima semana. Según supo Infobae, el Gobierno tiene previsto cumplir con la pauta salarial por encima del 30 por ciento que pidieron los gremios. A eso le sumarán una cláusula de revisión para monitorear el avance de los precios. Una hora antes de la paritaria, el presidente Alberto Fernández se reunió en su despacho en la Casa Rosada con los principales referentes de Ctera. El mandatario recibió a Roberto Baradel, Hugo Yasky y Sonia Alesso, que le plantearon su preocupación por la pérdida de poder adquisitivo.

En la paritaria nacional, se fija el salario mínimo docente en todo el país, que hasta hoy está en 27.500 pesos. Luego, desde ese piso, son las provincias las que negocian con sus sindicatos de base los salarios de los maestros. Además de Ctera, que está dentro de la CTA, participaron los otros cuatro gremios docentes nacionales de la CGT (Uda, Amet, Cea y Sadop) en la paritaria. El reclamo fue unánime: que la suba del salario inicial supere la proyección inflacionaria para este año del 29%.

En tanto, los gremios reiteraron la necesidad de avanzar en la vacunación de los docentes, cuyo inicio se anunció para los primeros días de febrero pero se demoró por la falta de dosis. Hasta el momento solo algunos pocos docentes mayores de 60 años o con enfermedades preexistentes accedieron a la vacuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here