Así lo confirmaron investigadores que intervienen en la causa, como también fuentes judiciales.

De acuerdo a los investigadores del caso, el hallazgo ocurrió a pocos metros del camino del Buen Ayre y a la vera del río Reconquista en Moreno.

“El cuerpo fue encontrado en el marco de los rastrillajes, en el límite entre Moreno e Ituzaingó, a la vera de la colectora entre los pastizales, más del lado de Ituzaingó”, sostuvieron las fuentes consultadas. De acuerdo a los detectives de la investigación, el cuerpo de Susana fue identificado por sus tatuajes.

Con respecto al estado en que se encontró el cadáver, varias versiones apuntan a que el cuerpo fue quemado, pero fuentes del caso consultadas sospechan de un avanzado estado de putrefacción. Ahora, la Policía Científica trabaja en la escena.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here