Ejemplos de vida: “Siempre transformo lo que siento”

0
105

Silvia Rosendi es una artista merlense que se dedicó toda su vida al arte, con la pintura como forma de manifestación y expresión personal. Es alumna de la Escuela de Artes y Oficios del municipio, y recientemente realizó una exposición de sus obras en el Honorable Concejo Deliberante.

 

La muestra en la institución estuvo abierta al público durante tres días, y en ella la artista pudo exhibir una selección de 24 pinturas de su autoría. Una de sus obras más destacadas se titula “Los Pies de Cristo”, que representa los pies de Jesús en el momento de su permanencia en la cruz tras su crucifixión.

 

Esta pintura nace por expreso pedido de su hijo. En un viaje a Córdoba, el hijo de la artista fotografió una figura de los pies de Cristo, y fue entonces que su madre se animó a pintar la obra a partir de ese retrato, pintura que permaneció a los pies de la cama del muchacho hasta el momento de su fallecimiento.

 

Su profesor de la Escuela de Artes Sergio Vergara fue quién convenció a Rosendi de exponer sus obras en el Concejo Deliberante, pero la artista no terminaba de convencerse de ello:  “Decía que no porque me daba vergüenza. Es ese defecto que tengo, que me parece que siempre lo que hago es inferior. Esta vez dije ‘este año, sí’. Esta vez me llegó el click“.

 

Rosendi sufre de parkinson, y se moviliza mediante un andador, pero la realidad de su salud no le impide en lo absoluto realizar la tarea que más le apasiona: crear y pintar. “No me tiembla la mano para pintar, porque es mi felicidad. Pongo mi corazón, mi mente, mi voluntad y mi amor cada vez que pinto. En cada cuadro esta todo mi ser“, señaló la artista merlense.

 

En la muestra artística de Silvia Rosendi estuvieron presentes el Presidente del Honorable Concejo Deliberante Pablo Rendich, y el Secretario de la institución Juan Carlos Ruiz. La cantante de tangos Roxana Martínez Zabala también participó de la jornada, y expresó “Silvia lleva el arte a flor de piel. Es una maravillosa artista con una calidez increíble“.

 

Esta pasión por el arte surgió en ella desde su infancia, puesto que recuerda cuando sus padres la inscribían en diferentes clases de dibujo y pintura: “Ellos me creyeron en esta vocación y me mandaron a distintos profesores. Pinto desde que nací. Creo que nací prácticamente con un lápiz en la mano“.

 

La pintura es la forma que ella encontró para expresarse, para sacar sus sentimientos más profundos. “No es casualidad cada cuadro, no es invento, lo voy elaborando lentamente“, expresó la artista. Y agregó: “Hasta cuando duermo en las noches me desvelo pensando qué obra voy a realizar, cuáles colores voy a utilizar para crearlas“.

 

Otra de sus obras más significativas se titula “Niño Indio”, que también formó parte de la exposición realizada en el Concejo Deliberante. Esta obra muestra a un niño perteneciente a una tribu originaria que se encuentra de pie observando hacia el exterior a través de un rústico ventanal, cubriéndose el ojo izquierdo con su pequeña mano.

 

Con respecto a su vida y a su trayectoria artística, Silvia Rosendi expresó “Agradezco a Dios la gracia que me ha dado de enamorarme del arte. Pinté y dibujé toda mi vida. Me gusta lo real, mi estilo para crear es natural. Cuando creo pongo siempre transformaciones de mis pensamientos y sentimientos. Siempre transformo lo que siento“.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here