La segunda ola de coronavirus y las nueves restricciones del gobierno nacional, parecen no impedir la realización de eventos ilegales en estos tiempos. En la madrugada del viernes, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, que depende del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, desarticuló una fiesta electrónica con 70 personas en un bar de Palermo. Lo dueños, dos hombres de 43 y 48 años, fueron detenidos.

Luego de un análisis en las redes sociales, el cual ayudó a detectar la convocatoria, la Oficina de Coordinación Operativa del Cuerpo de Investigaciones Judiciales dio inicio al operativo. El evento tenía lugar los jueves y sábados en la terraza de un bar sobre la avenida Niceto Vega al 5000.

Todo esto transcurrió en el bar llamado El Carnal, donde en el primer piso se llevaba a cabo el evento de música electrónica con 50 personas.

Mientras tanto, en la planta baja del establecimiento tocaba una banda de música ante otras 20 personas más, sin ventilación ni barbijos.

El fiscal Miguel Kessler fue notificado, además dispuso la identificación de los presentes, quienes no estaban acatando las restricciones que prohíben las reuniones sociales de todo tipo.

Asimismo, solicitó la corroboración de los permisos correspondientes para circular por parte de los presentes.

Kessler, labró un actuaciones y notificación por “infracción al Artículo 205 para los presentes; detención del dueño del local por el Artículo 205; labrado de acta contravencional por infracción al Artículo 129; secuestro de los equipos de audio y bandejas del local utilizadas para el evento; clausura judicial y tapiado”.

Se incautó un Parlante con potencia que reza Electro-Voice ZLX-12P; bandejas Pioneer Dj; un Mezclador de Sonido Marca Pioneer Dj; iluminador Negro Marca Tecshow. Además, se procedió a la clausura del establecimiento por incumplir con los protocolos sanitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here