Empezó en los Tribunales de Dolores la cuarta audiencia del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Frente al Tribunal Oral en lo Criminal N°1 ya se encuentra Tomás Bidonde, uno de los testigos del hecho.

Por primera vez, los acusados ingresaron sin barbijo, a cara descubierta frente a los jueces. También se esperan las declaraciones de policías, otros testigos del hecho, una joven turista que asistió a la víctima y dos comerciantes.

Fernando Burlando, abogado de los padres de Fernando Báez Sosa, afirmó este jueves que los testigos que se presentaron hasta ahora en el juicio fueron «claros y elocuentes», por lo que consideró que «se van cerrando los círculos» sobre la responsabilidad de los ocho rugbiers imputados por el crimen del joven de 18 años, asesinado a golpes en Villa Gesell.

Antes de ingresar a los tribunales, Burlando afirmó que llegó al jucio con «buenas expectativas», pero resaltó que «no sabía que se iban a cubrir tan rápidamente» y que «no sabía que iban a ser tan claros y elocuentes los testigos».

Por otra parte, el abogado se refirió a cómo están viviendo el juicio los padres de Fernando: «Es un tormento para la familia ver las imágenes» de lo que pasó.

El fiscal Juan Manuel Dávila, arribó este jueves a los tribunales de Dolores. Antes de ingresar, habló con los medios presentes y destacó que los testigos «están declarando en el sentido esperado» la fiscalía.

«Los testigos han manifestado con nombre y apellido o señalando en las filmaciones a los acusados», dijo. En ese sentido, consideró que las pruebas de video «son muy contundentes».

Dávila resaltó que todavía «faltan muchas pruebas a producir»  y se refirió a los testigos que declararán hoy en la audiencia. Explicó que son «testigos presenciales ajenos al grupo de Fernando» y aseguró que «tienen mucho recuerdo de lo que ocurrió» en la madrugada del 18 de enero de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here