Así lo informó este lunes el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García. Se trata del segundo vuelvo que arribó a Argentina desde China con una carga de 260 millones de pesos en insumos y una donación de tests para análisis epidemiológico.

Los tests fueron donados por la empresa Petroquímica Cuyo S.A., que a su vez produce polipropileno en sus fábricas de Luján de Cuyo, Mendoza y Ensenada. En una conferencia de prensa junto al ministro de Transporte Mario Meoni y el presidente de Aerolíneas Argentinas Pablo Ceriani, el ministro de Salud presentó las nuevas adquisiciones en materia sanitaria.

“La evolución de este primer mes de cuarentena es buena, hemos logrado tener una cantidad de casos baja y esta semana hemos tenido menos muertes que la semana anterior. El número de muertes también es bajo respecto a otros países”, señaló González García respecto a la situación actual de la pandemia en el país y agregó: “también hemos llevado a un tiempo más largo la tasa de duplicación de la casuística. Esto habla de que tenemos controlada la circulación”.

Asimismo, el ministro expresó que “estamos entrando en una segunda fase» de la estrategia del Gobierno para controlar el avance de la pandemia: “en la medida en que no nos vaya bien como hasta ahora lo seguiremos haciendo, si empieza a complicarse, vamos a volver a lo que ha sido nuestro éxito”.

En números concretos, González García mencionó que el porcentaje ocupacional de las clínicas está hoy al 35%, y las terapias intensivas a un 50%, “es decir que tenemos la mitad de las camas vacías por si fuera necesario”, destacó el funcionario y agradeció la llegada de más de 200 médicos provenientes de Cuba para afrontar la pandemia.

Respecto a los insumos provenientes de China, el titular de la cartera de Salud explicó que se trata de “elementos de protección para los trabajadores y elementos de bioseguridad como barbijos y overoles de alta seguridad”. También llegó en este envío una máquina para fabricar entre 1.800.000 y 2 millones de barbijos quirúrgicos al mes.

En segundo lugar, el vuelo trajo también reactivos para la realización de exámenes. “Por un lado los test de diagnóstico para seguir mejorando nuestra capacidad y por otro el ‘test rápido’ que se realiza solamente para investigación epidemiológica y no sirve para diagnóstico”, aclaró. En ese sentido, el ministro adelantó que se realizarán diseños muestrales con los 170 mil tests rápidos que llegaron hoy -que en total serán 440 mil- “para saber qué grado de circulación local tenemos y seguir administrando la pandemia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here