Luego de esperar más de un año, comenzó el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven que fue asesinado a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

El juicio tendrá lugar en la ciudad de Dolores, en la Unidad Penal 6. Las calles aledañas amanecieron valladas por completo, ya que allí permanecerán alojados los ocho rugbiers acusados durante las 22 jornadas del juicio.

El Servicio Penitenciario Bonaerense realizó cuidadosas inspecciones en las celdas donde estarán los imputados. Asimismo, se diagramó un circuito para el traslado diario desde la cárcel hasta el Palacio de Tribunales y durante todas las jornadas contarán con el apoyo de un gran número de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Por parte del Ministerio Público intervendrá el fiscal Juan Manuel Dávila, a cargo de la Fiscalía de Juicio N° 8 de Dolores. Los representantes de la víctima son Fernando Burlando y Fabián y Facundo Améndola. En tanto, la defensa de los acusados estará a cargo de Hugo Tomei.

Para que el desarrollo del debate esté garantizado ante cualquier apagón, ya se instaló un grupo electrógeno en la puerta del Palacio de los Tribunales de Dolores, previendo posibles cortes de luz.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here