A través de un acuerdo firmado entre el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se permitirá la formalización de la economía popular garantizando los derechos de los trabajadores de la economía popular.

El Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular se puso en marcha en Julio del 2020 con el objetivo reconocer, formalizar y garantizar los derechos de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular para permitirles de esta manera acceder a herramientas que les permitan potenciar su trabajo. Formar parte de este registro les permite a los trabajadores acceder a programas de trabajo, seguridad social y capacitación; participar de redes de comercialización y tener acceso a herramientas crediticias y de inclusión financiera.

Hasta el momento, según informaron desde la provincia de Buenos Aires, cuentan con 350.240 inscriptos en el registro, que son trabajadores de distintas ramas productivas como la agricultura familiar y campesina; el comercio popular y trabajos en espacios públicos; la construcción, infraestructura social y mejoramiento ambiental; industria manufacturera, recuperación, reciclado y servicios ambientales; servicios personales y otros oficios; servicios socio comunitarios; y transporte y almacenamiento.

En este caso, en la Provincia de Buenos Aires, la inscripción les brinda la posibilidad de recibir capacitaciones y además les otorga beneficios legales y fiscales, como la incorporación en el monotributo social y les facilita el acceso a créditos productivos a tasas preferenciales y beneficios comerciales en ferias populares, y en el marco de los programas Compre Estatal y Compre Social.

Durante la reunión, Daniel Arroyo subrayó que “Estamos convencidos de que la reconstrucción viene por el lado del trabajo, por eso, este acuerdo que hoy firmamos con la provincia de Buenos Aires es muy importante. En el ReNaTEP que pusimos en marcha en julio ya hay más de un millón de inscriptos, de los cuales 350 mil son bonaerenses. Esto implica que en la Provincia hay 350 mil hombres y mujeres que pasaron a ser monotributistas sociales, que tienen factura, que pueden acceder a crédito no bancario y recibir capacitación, es decir un conjunto de herramientas que les permiten potenciar su trabajo”.

Por su parte, el Ministro de Desarrollo de la provincia, Andrés Larroque señaló: “Firmamos el convenio para incorporar el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular en la Provincia de Buenos Aires a los efectos de contener a un universo de trabajadores que no están enmarcados en el mercado laboral en términos formales pero que realizan tareas muy valiosas.”

En la reunión también se analizó la implementación de una segunda línea de trabajo que incluye la urbanización de barrios populares y asentamientos a partir del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP), que permitirá llevar a cabo “acciones para que los ciudadanos accedan a servicios y mejoras que le den una mayor calidad de vida. Esto no solo es un derecho sino también un gran generador de trabajo”, concluyó Arroyo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here