En la jornada de ayer, el intendente Esteban Reino, acompañado por el subsecretario de Producción y Empleo, Martín Carballo, recorrió las instalaciones del campo “El Rancho”, propiedad de Diego Baudrix, quien hace tiempo colocó seis robots en su sala de ordeño.

Las pasturas del establecimiento se dividen en tres bloques (A, B y C), a los que los animales acceden por vías distintas. En la sala de ordeño hay puertas inteligentes en la entrada y salida, que ordenan el movimiento de las vacas. 

Carballo reconoció que los sistemas implementados en el tambo provocan que se contribuya al bienestar animal y se trabaje sobre el agotamiento del personal que se producía antes de su implementación. 

En el establecimiento se dio a conocer que cada vaca se dirige al tambo cuando quiere, se ordeña en el robot, y al salir de las instalaciones, es conducida por la compuerta de salida al bloque A, B o C, según la hora del día. De esta manera, las vacas pastorean distintas parcelas con un tráfico libre que permite que se ordeñen varias veces al día sin intervención humana.

También que la esencia del sistema de ordeño robótico es el tráfico libre de las vacas, un cambio drástico respecto del sistema tradicional de arreo dos veces por día

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here