El gobernador bonaerense entregó netbooks en La Matanza y criticó al macrismo por pedir el regreso de las clases presenciales: “Para hacer ruido, dicen que tienen que volver las clases mientras ponen a un par de pibes al rayo del sol en el patio para la foto”.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró hoy que “no se cae en la educación pública”, como alguna vez afirmó el expresidente Mauricio Macri, porque se trata de un sistema que “eleva e impulsa a las personas”.

“La educación pública permite que los chicos y chicas tengan un acceso un poco más igualitario que les permitirá desarrollar una vida plena con igualdad de oportunidades”, consideró el mandatario bonaerense durante un acto en La Matanza, donde hizo entrega de 42 netbooks recuperadas por el Gobierno Nacional.

Sobre las netbooks recuperadas por el Estado, Kicillof aseveró: “Estas computadoras son una especie de símbolo de los cuatro años de macrismo, estaban juntando polvo en depósitos del Correo Argentino porque alguien había decidido no continuar las buenas políticas del gobierno anterior”.

En ese sentido, el gobernador detalló que había más de 130.000 computadoras sin distribuir y lamentó que, “teniendo las netbooks”, los funcionarios de Juntos por el Cambio hayan elegido “arrumbarlas y abandonarlas en vez de ponerlas en forma para que lleguen a las manos de los alumnos”.

En referencia a Juntos por el Cambio, Kicillof aseguró que “se llenan la boca hablando de meritocracia” pero, pese a que “está muy bien esforzarse y ser reconocido”, debe considerarse “siempre y cuando la línea de partida esté en el mismo lugar” ya que “si alguien corre desde atrás, es muy injusto juzgarlo luego”.

“El Gobierno reaccionó ante la pandemia como cualquiera que crea en su pueblo, en su gente y en su país: vimos que muchos no podían continuar los estudios porque no tenían computadora, y comenzamos a repartir las que estaban arrumbadas, por un lado, y pusimos a funcionar otras que estaban desactualizadas”, recordó el ex ministro de Economía, y destacó que “también imprimimos y distribuimos 10 millones de cuadernillos desde el día uno del aislamiento”.

El gobernador afirmó que había más de 130.000 computadoras abandonadas por la gestión anterior.

En esa línea, volvió a cuestionar a la oposición, afirmando que, “para hacer ruido, dicen que tienen que volver las clases mientras ponen a un par de pibes al rayo del sol en el patio para la foto”. Luego completó: “no tienen que volver las clases porque nunca se suspendieron, hubo un trabajo subterráneo que hicieron los maestros y maestras de la provincia”.

Más tarde, anticipó que su administración llevará adelante el programa Escuelas a la Obra 2, después de haber desarrollado trabajos de refacción en los colegios de los 135 municipios todo este año.

El mandatario pidió “después de estos meses duros, tomar aire, juntar fuerzas y pilas para pensar en el futuro y el porvenir y así poner definitivamente a la provincia y a la Argentina de pie para recuperar lo perdido”.

Kicillof estuvo acompañado por el intendente Fernando Espinoza y la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila. Las computadoras fueron entregadas en el marco del Programa “Seguimos Educando” del Ministerio de Educación de la Nación a los alumnos del primer nivel año del ciclo superior (cuarto año) de la Escuela Secundaria 127 de la localidad de Rafael Castillo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here