El presidente de la Nación, Alberto Fernández viajó esta mañana a Neuquén, donde allí el mandatario anunciará la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, que saldrá de Vaca Muerta hasta el centro oeste de la provincia de Buenos Aires.

Estas obras de gas, operaciones de la petrolera de gestión estatal YPF, se dan en el marco de los 10 años desde la estatización del 51% de las acciones de la petrolera (el aniversario se cumplió el pasado fin de semana).

Lo hará rodeado de todo el equipo energético, un área que controlan la vicepresidenta Cristina Kirchner y el diputado Máximo Kirchner a través de funcionarios de su confianza y que mantiene sus diferencias con la Casa Rosada y el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien está en Washington DC en la reunión del Fondo Monetario.

El financiamiento será con presupuesto del Tesoro (cobro de impuestos, colocación de deuda y emisión monetaria), además de la recaudación del aporte de las grandes fortunas por unos u$s 500 millones. Todavía debe lanzarse la licitación de la obra civil, por ahora sin fecha cierta.

Las licitaciones de las distintas etapas están a cargo de la empresa estatal Integración Energética Argentina (Ieasa, ex Enarsa). La provisión de caños tuvo un solo oferente: fue Siat Tenaris -Techint-, por poco menos de 600 millones de dólares.

En tanto, las otras obras de la etapa I del Plan Transport.Ar como tramos complementarios (por ejemplo el gasoducto Mercedes-Cardales) y la propia construcción del gasoducto que irá desde Tratayén hasta Salliqueló tendrían un costo cercano a los u$s 1000 millones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here