ALBERTO FERNÁNDEZ VIAJÓ A TUCUMÁN, HABLÓ DEL AUMENTO DE LOS PRECIOS Y DE LA SPUTNIK

0
29
“Me encanta verlos crecer, pero me preocupa que los precios de los productos crezcan como crecen”, le dijo el mandatario a los textiles (Foto: Télam).

“Hace 20 días me acusaron de envenenar a la gente y ahora me piden veneno para todos los argentinos”, ironizó el Jefe de Estado, que mostró su preocupación por el aumento en los precios, pero descartó una pelea con el campo.

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que el objetivo del Gobierno es “garantizar que los precios internacionales no se vuelvan en desmedro de los argentinos” y rechazó las versiones que indican que el Ejecutivo tiene intereses en “una nueva pelea con el campo”.

“Cuando digo que quiero preservar la mesa de los argentinos ellos leen ‘promueven una nueva pelea con el campo’. Cuando uno dice ‘queremos revisar la ley de biocombustibles’ ellos leen ‘quieren terminar con los biocombustibles’”, manifestó el mandatario, quien esta tarde encabezó un encuentro en Tucumán con funcionarios nacionales, representantes empresariales y sindicales del norte argentino.

Fernández comenzó recordando que en el primer tramo de su gestión, que inició el 10 de diciembre de 2019, cuando se estaba “encendiendo la economía”, se produjo la llegada de la pandemia de coronavirus al país y debió enfrentársela con un “sistema de salud que había sido abandonado por los que gobernaron antes, que habían eliminado el Ministerio de Salud, que habían dejado vencer vacunas”.

En ese sentido, el mandatario destacó que -aún con ese escenario- se volvió a “poner en marcha la economía” y afirmó que, en el último trimestre del 2020, se comenzó “a notar una recuperación clara”. Así, se refirió al aumento de la productividad industrial, a la suba de precios internacionales de las materias primas y a su correlato en el mercado interno.

“Les marcaba (a los industriales textiles) que me encanta verlos crecer, pero me preocupa que los precios de los productos crezcan como crecen”, remarcó Fernández. Luego, para describir el constante ciclo de la economía argentina, agregó: “Crece la producción, crece la demanda, aumentan los precios”.

De todos modos, descartó que la solución estuviera en la apertura indiscriminada de las exportaciones, como ocurriera -con efectos severos para la industria nacional- en la década del ’90 y durante la presidencia de Mauricio Macri.

Por otro lado, el presidente consideró que “el problema es mucho más grave aún” cuando se trata de la industria alimenticia y reflexionó: “No podemos seguir con las mismas lógicas de siempre. Me criticaron porque lleno mis discursos de demandas morales: la política es moral y ética, y apelo a la moral y a la ética de los argentinos para que entiendan que no podemos caer en el mismo problema que siempre nos ha complicado”.

Más tarde consideró que hay que “garantizar que los precios internacionales no se vuelvan en desmedro de los argentinos” y aclaró que no quiere “ejercer la espada del poder”.

“La Argentina que mejor funciona no es la que ajusta, sino que es la que contiene a todos y les da un lugar para crecer”, completó, luego de plantear la necesidad de resolver las “asimetrías” que complican los perfiles productivos de las economías regionales y provinciales a medida que se alejan del puerto de Buenos Aires.

Respecto de las vacunas contra el coronavirus, el mandatario se permitió ironizar sobre quienes dudaban de la calidad de la Sputnik V y cambiaron de postura con las divulgaciones científicas que confirmaron su eficacia del 91.6%.

“Hace 20 días me acusaron de envenenar a la gente y ahora me piden veneno para todos los argentinos”, bromeó Fernández, y ya en tono serio se mostró satisfecho de que “ningún argentino se quedara sin atención médica” en el marco de la pandemia.

Remarcó nuevamente que el Gobierno garantizó que “ningún argentino se quede sin salud en medio de la pandemia” y destacó la incorporación de “3.600 camas de terapia intensiva” al sistema de salud.

Fernández llegó hoy al mediodía a Tucumán para visitar una planta de la empresa algodonera TN&Platex y mantener un encuentro con industriales y líderes sindicales.

El mandatario viajó acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el canciller Felipe Solá, y los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Trabajo, Claudio Moroni.

También formaron parte de la comitiva los secretarios Generales de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz; el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, y el director del Banco Nación, Eduardo Hecker

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here