ALBERTO FERNÁNDEZ PIDIÓ UN CAPITALISMO “MÁS HUMANITARIO”

0
56
La titular de CEPAL, Alicia Bárcena, recordó las condiciones en las que asumió Alberto Fernández y elogió la política de desendeudamiento encarada por el gobierno argentino (Foto: Télam).

“Las riquezas de las sociedades ya no están ni en la plata, ni en el oro, ni en el petróleo, ni en el cobre, ni en la soja, ni en el trigo. Están en el conocimiento”, explicó el presidente durante una conferencia ante la CEPAL.

El presidente Alberto Fernández afirmó este mediodía en Chile que “el capitalismo debe revisarse” luego de la pandemia, sostuvo que la “unidad regional” hubiera servido para enfrentar mejor a la crisis generada por el COVID y señaló al multilateralismo como “el único camino” posible de cara al futuro.

El mandatario realizó hoy una conferencia ante la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), donde planteó al coronavirus como una “auténtica tragedia” que “ha dejado en claro la insuficiencia de un sistema, y se llevó vidas y economías enteras”.

“Hoy nos estamos fijando quién cayó más o quien cayó menos y no quién creció, y es producto de la pandemia. Uno debe preguntarse cuán sólidas eran esas bases económicas para que un día apareciera un ser imperceptible y lo destruyera todo”, aseveró Fernández durante su exposición.

En esa línea, evaluó que “la pandemia ofrece una magnífica oportunidad para revisar todas y cada una de estas cosas, porque de esta pandemia no se salvó nadie: ricos y pobres han caído” y citó al Papa Francisco, afirmando que “nadie se salva solo”, al tiempo que llamó a “poner en valor una palabra olvidada que es solidaridad, no asistencialismo, ser solidario con el prójimo”.

El mandatario argentino hizo especial hincapié en la utilidad del multilateralismo y repitió un concepto que había dicho ayer durante la declaración conjunta con el presidente chileno Sebastián Piñera: la unión de la región hubiera tenido efectos positivos a la hora de gestionar las vacunas contra el coronavirus.

La titular de CEPAL, Alicia Bárcena, recordó las condiciones en las que asumió Alberto Fernández y elogió la política de desendeudamiento encarada por el gobierno argentino (Foto: Télam).

“Me tocó llegar al Gobierno en un momento muy difícil de Argentina en el que todos me recomendaban un alineamiento absoluto a los Estados Unidos y muchos descreían del multilateralismo, creían que había aparecido una nueva forma de nacionalismo que se iba a ir imponiendo en uno y otro lado. Ese modelo se derrumbó en el mismo lugar donde había nacido”, manifestó Fernández, en referencia a la derrota electoral de Donald Trump.

El presidente, que recordó los efectos negativos de la Guerra Fría y pidió aprovechar esa experiencia para entender que “el multilateralismo es el único camino”, abogó por un capitalismo “más humanitario”.

“No estoy hablando de la insuficiencia del capitalismo, estoy hablando de un capitalismo más humanitario. El actual no atiende la importancia de la humanidad y no es bueno. Claramente. Se necesita apostar a la inversión, al trabajo, al desarrollo y no un sistema que se concentra en la explotación financiera”, aseguró Fernández.

Por otro lado, el mandatario pidió que en Latinoamérica se construya “un continente unido para poder enfrentar el desafío que se viene”, destacó el rol de la educación pública, la inversión en ciencia y tecnología en el desarrollo de la región, y el lugar que estas ocuparon para brindar respuestas a la pandemia.

“Las riquezas de las sociedades ya no están ni en la plata, ni en el oro, ni en el petróleo, ni en el cobre, ni en la soja, ni en el trigo. Están en el conocimiento”, justificó.

Previo al discurso de Alberto Fernández, habló la titular de Cepal, Alicia Bárcena, quien aprovechó para recordar las “circunstancias” en las que asumió la presidencia argentina y consideró que “no podían ser más desafiantes”.

Al respecto, señaló que lo hizo con una “pobreza del 35,5%; un desempleo cerca del 10%; una deuda pública del 90 del PIB, sin precedentes; y una virtual cesación de pagos”.

En ese contexto, Bárcena elogió la política de desendeudamiento encarada por el gobierno argentino y puso especial énfasis en ponderar las medidas adoptadas para afrontar la crisis social de la pandemia.

La segunda y última jornada de la visita de Alberto Fernández a Chile comenzó esta mañana con una reunión con el expresidente chileno Ricardo Lagos y finalizará con un encuentro con empresarios trasandinos en la residencia de la embajada argentina en Santiago de Chile.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here